La UNLP repudió la "represión" en el desalojo de las tierras de Guernica | 0221
0221
0221

La UNLP repudió la "represión" en el desalojo de las tierras de Guernica

El desalojo de las tomas en Presidente Perón se dio en medio de fuertes incidentes y la Prosecretaría de Derechos Humanos criticó el operativo policial.

Las autoridades de la Prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP salió al cruce del imponente operativo desplegado esta mañana en Guernica, con el objetivo de terminar con los más de 100 días de tomas de terrenos en la zona. La medida, sin embargo, derivó en fuertes enfrentamientos y una lluvia de balas de goma sobre quienes se encontraban ocupando aquel espacio.

El procedimiento despertó todo tipo de críticas y en las últimas horas se sumaron las de la propia Universidad, que repudió "la represión desplegada por las fuerzas de policiales esta mañana en cumplimiento de la orden de desalojo dispuesta por el juez Martín Rizzo y el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta", según indicaron en un comunicado.

"Preocupa que el trabajo interministerial realizado durante el último mes en Guernica, a fin de resolver pacíficamente el problema habitacional de las familias, culmine de esta manera", indicaron en el escrito y añadieron que "nunca la represión y la violencia pueden ser la solución a la que recurra un estado democrático".

En esa línea, los responsables del área se pusieron a disposición de las autoridades provinciales para sumar sus "saberes" en la búsqueda de soluciones colectivas al grave "problema estructural de acceso justo al hábitat" y el "déficit habitacional que sufren miles de personas en nuestro país".

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se pronunció en el mismo sentido. "Luego de tres meses de conflicto por la toma de tierras en Guernica, la resolución dispuesta fue la peor: violencia, represión y más vulneración de derechos", señalaron en un duro comunicado.

El organismo se mostró en contra del operativo desplegado por la Policía Bonaerense y le reclamó al Estado la necesidad de impulsar "medidas urgentes para contener la extrema situación de vulnerabilidad en que se encuentran las más de 1.400 familias víctimas que desde hoy ya no tienen dónde vivir".

En la CPM calificaron el conflicto en el partido de Presidente Perón como "la expresión más dolorosa de la profunda desigualdad que nos atraviesa como sociedad" y remarcaron que cada vez son más los sectores "arrojados" a lo marginalidad, la precariedad y un estado de vulneración de sus derechos elementales. En ese marco sostuvieron que "resulta inadmisible que la respuesta del Estado sea el despliegue de las fuerzas de seguridad en el territorio y el uso de la violencia física y la coerción, sobre todo cuando había instancias de diálogo y negociación abiertas" y cerraron que "la comprensión, el diálogo, la mediación y el respeto de los derechos humanos de los sectores más vulnerados de nuestra sociedad debe ser la directriz que oriente sin atajos la política de gobierno y también de la Justicia, que debe actuar protegiendo a los débiles frente a los poderosos".

La toma de tierras en Guernica terminó este jueves por la mañana en medio de fuertes enfrentamientos, disparos, corridas y una gran tensión. Más de 4.000 policías fueron desplegados por el Ministerio de Seguridad, que conduce Sergio Berni, y avanzaron sobre las casillas instaladas en el predio, destruyéndolas y echando del lugar a las personas que se habían alojado allí.

La UNLP repudió la "represión" en el desalojo de las tierras de Guernica
Emergencia habitacional

La UNLP repudió la "represión" en el desalojo de las tierras de Guernica

El desalojo de las tomas en Presidente Perón se dio en medio de fuertes incidentes y la Prosecretaría de Derechos Humanos criticó el operativo policial.

29 de octubre de 2020

Las autoridades de la Prosecretaría de Derechos Humanos de la UNLP salió al cruce del imponente operativo desplegado esta mañana en Guernica, con el objetivo de terminar con los más de 100 días de tomas de terrenos en la zona. La medida, sin embargo, derivó en fuertes enfrentamientos y una lluvia de balas de goma sobre quienes se encontraban ocupando aquel espacio.

El procedimiento despertó todo tipo de críticas y en las últimas horas se sumaron las de la propia Universidad, que repudió "la represión desplegada por las fuerzas de policiales esta mañana en cumplimiento de la orden de desalojo dispuesta por el juez Martín Rizzo y el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta", según indicaron en un comunicado.

"Preocupa que el trabajo interministerial realizado durante el último mes en Guernica, a fin de resolver pacíficamente el problema habitacional de las familias, culmine de esta manera", indicaron en el escrito y añadieron que "nunca la represión y la violencia pueden ser la solución a la que recurra un estado democrático".

En esa línea, los responsables del área se pusieron a disposición de las autoridades provinciales para sumar sus "saberes" en la búsqueda de soluciones colectivas al grave "problema estructural de acceso justo al hábitat" y el "déficit habitacional que sufren miles de personas en nuestro país".

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) se pronunció en el mismo sentido. "Luego de tres meses de conflicto por la toma de tierras en Guernica, la resolución dispuesta fue la peor: violencia, represión y más vulneración de derechos", señalaron en un duro comunicado.

El organismo se mostró en contra del operativo desplegado por la Policía Bonaerense y le reclamó al Estado la necesidad de impulsar "medidas urgentes para contener la extrema situación de vulnerabilidad en que se encuentran las más de 1.400 familias víctimas que desde hoy ya no tienen dónde vivir".

En la CPM calificaron el conflicto en el partido de Presidente Perón como "la expresión más dolorosa de la profunda desigualdad que nos atraviesa como sociedad" y remarcaron que cada vez son más los sectores "arrojados" a lo marginalidad, la precariedad y un estado de vulneración de sus derechos elementales. En ese marco sostuvieron que "resulta inadmisible que la respuesta del Estado sea el despliegue de las fuerzas de seguridad en el territorio y el uso de la violencia física y la coerción, sobre todo cuando había instancias de diálogo y negociación abiertas" y cerraron que "la comprensión, el diálogo, la mediación y el respeto de los derechos humanos de los sectores más vulnerados de nuestra sociedad debe ser la directriz que oriente sin atajos la política de gobierno y también de la Justicia, que debe actuar protegiendo a los débiles frente a los poderosos".

La toma de tierras en Guernica terminó este jueves por la mañana en medio de fuertes enfrentamientos, disparos, corridas y una gran tensión. Más de 4.000 policías fueron desplegados por el Ministerio de Seguridad, que conduce Sergio Berni, y avanzaron sobre las casillas instaladas en el predio, destruyéndolas y echando del lugar a las personas que se habían alojado allí.


COTIZÁ TU SEGURO DEL AUTO YA

COMENTARIOS

El desalojo de las tomas en Presidente Perón se dio en medio de fuertes incidentes y la Prosecretaría de Derechos Humanos criticó el operativo policial.