Siguen los debates en La Plata por el nuevo Código de Convivencia | 0221
0221
0221

Siguen los debates en La Plata por el nuevo Código de Convivencia

En un nuevo encuentro de la Comisión de Seguridad se discutieron los artículos relacionados con las faltas contra la autoridad municipal y la sanidad e higiene.

La Comisión de Seguridad y Derechos Humanos del Concejo Deliberante tuvo este viernes la tercera jornada de debate del Código de Convivencia Ciudadana enviado hace dos años por el intendente Julio Garro con el objetivo de regular el espacio público en La Plata y establecer nuevas normas y sanciones.

En esta oportunidad, en el debate coordinado por la presidenta de la Comisión, Romina Cayón, se abordaron los capítulos vinculados con la faltas contra la autoridad municipal y contra la sanidad y la higiene, los cuales abarcan desde el artículo 76 al 125.

Como en cada reunión, el encuentro, del que participaron concejales de los distintos bloques, contó con invitados. En esta oportunidad fueron Pedro Sisti, del Consejo Social de la UNLP; Rodrigo Pomares de la CPM; Jerónimo Guerrero Iraola, de la Defensoria del Pueblo; Guadalupe Godoy, directora de Políticas de Memoria y Reparación de la Prosecretaria de DDHH (UNLP) y Romina Morani del área de Legal y Técnica de la Comuna.

En el encuentro anterior, realizado el viernes pasado, se habían abordado los primeros 75 artículos, relacionados con las disposiciones generales, los objetivos, la finalidad y el ámbito de aplicación del Código; las acciones generales del Código; los deberes de los ciudadanos, las denominaciones, los sujetos y las sanciones.

Entre las faltas contra la autoridad municipal se mencionan las acciones que obstaculicen la inspección o vigilancia realizada por el Municipio en uso de su poder de policía, la consignación de datos falsos o inexactitudes ante el requerimiento de un inspector; la falta de cumplimiento en tiempo y forma de órdenes o intimaciones notificadas debidamente; la violación, ocultación o alteración de sellos, precintos y fajas de clausura; y la violación de una clausura preventiva o de una inhabilitación, la falta de exhibición de certificados, constancias de habilitación o documentación obligatoria, entre otras cosas.

Y entre las faltas relacionadas con la sanidad y la higiene, aparecen los artículos generales, entre los que aparecen el incumplimiento de las normas relacionadas con la prevención de las enfermedades transmisibles por falta de higiene, fumigación, desinfección o destrucción de agentes transmisores; la venta, posesión o guarda de animales domésticos o salvajes; la admisión de animales en locales de elaboración, embasamiento, fraccionamiento, depósito o venta de alimentos; las faltas relacionadas con la higiene en establecimientos industriales y comerciales; el exceso de gases, humo u hollín y la emanación de efluentes gaseosos; la incineración de hojas, restos de poda, pastizales y residuos en general, la falta de limpieza de baldíos.

En ese capítulo aparece la sanción a la incineración de neumáticos, objetos plásticos u otros que por su composición produzcan gases tóxicos. Y se suma la polémica por la pena cuando esa conducta "fuera desplegada por partidos políticos, asociaciones gremiales, asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales, o agrupación de personas", lo cual es interpretado por los detractores como una carga contra la protesta social.

En el capítulo relacionado con la sanidad alimentaria se hace referencia a las infracciones a las normas que reglamenten la salubridad, bromatología e higiene de los locales; de alimentos, bebidas o sus materias primas faltando a las condiciones higiénicas o bromatológicas exigibles, adulteradas o sin fecha de elaboración o vencimiento, entre otras cosas. 

Verter aguas servidas en la vía pública; arrojar o depositar basura, desperdicios, animales muertos, enseres domésticos, desechos u u objetos muebles; el desagote de efluentes, residuos o descartes propios de la actividad industria; lavar automóviles ajenos de forma onerosa en la vía pública; la deposición de los desechos producidos por camiones transportadores de hormigón y la selección de residuos domiciliarios, su recolección, adquisición o transporte, almacenaje, manipulación o venta en contravención a las normas reglamentarias; aparecen en el capítulo relacionado con la sanidad e higiene en la vía pública, que se puso en discusión este viernes.

Siguen los debates en La Plata por el nuevo Código de Convivencia
En el Concejo Deliberante

Siguen los debates en La Plata por el nuevo Código de Convivencia

En un nuevo encuentro de la Comisión de Seguridad se discutieron los artículos relacionados con las faltas contra la autoridad municipal y la sanidad e higiene.

30 de octubre de 2020

La Comisión de Seguridad y Derechos Humanos del Concejo Deliberante tuvo este viernes la tercera jornada de debate del Código de Convivencia Ciudadana enviado hace dos años por el intendente Julio Garro con el objetivo de regular el espacio público en La Plata y establecer nuevas normas y sanciones.

En esta oportunidad, en el debate coordinado por la presidenta de la Comisión, Romina Cayón, se abordaron los capítulos vinculados con la faltas contra la autoridad municipal y contra la sanidad y la higiene, los cuales abarcan desde el artículo 76 al 125.

Como en cada reunión, el encuentro, del que participaron concejales de los distintos bloques, contó con invitados. En esta oportunidad fueron Pedro Sisti, del Consejo Social de la UNLP; Rodrigo Pomares de la CPM; Jerónimo Guerrero Iraola, de la Defensoria del Pueblo; Guadalupe Godoy, directora de Políticas de Memoria y Reparación de la Prosecretaria de DDHH (UNLP) y Romina Morani del área de Legal y Técnica de la Comuna.

En el encuentro anterior, realizado el viernes pasado, se habían abordado los primeros 75 artículos, relacionados con las disposiciones generales, los objetivos, la finalidad y el ámbito de aplicación del Código; las acciones generales del Código; los deberes de los ciudadanos, las denominaciones, los sujetos y las sanciones.

Entre las faltas contra la autoridad municipal se mencionan las acciones que obstaculicen la inspección o vigilancia realizada por el Municipio en uso de su poder de policía, la consignación de datos falsos o inexactitudes ante el requerimiento de un inspector; la falta de cumplimiento en tiempo y forma de órdenes o intimaciones notificadas debidamente; la violación, ocultación o alteración de sellos, precintos y fajas de clausura; y la violación de una clausura preventiva o de una inhabilitación, la falta de exhibición de certificados, constancias de habilitación o documentación obligatoria, entre otras cosas.

Y entre las faltas relacionadas con la sanidad y la higiene, aparecen los artículos generales, entre los que aparecen el incumplimiento de las normas relacionadas con la prevención de las enfermedades transmisibles por falta de higiene, fumigación, desinfección o destrucción de agentes transmisores; la venta, posesión o guarda de animales domésticos o salvajes; la admisión de animales en locales de elaboración, embasamiento, fraccionamiento, depósito o venta de alimentos; las faltas relacionadas con la higiene en establecimientos industriales y comerciales; el exceso de gases, humo u hollín y la emanación de efluentes gaseosos; la incineración de hojas, restos de poda, pastizales y residuos en general, la falta de limpieza de baldíos.

En ese capítulo aparece la sanción a la incineración de neumáticos, objetos plásticos u otros que por su composición produzcan gases tóxicos. Y se suma la polémica por la pena cuando esa conducta "fuera desplegada por partidos políticos, asociaciones gremiales, asociaciones civiles, organizaciones no gubernamentales, o agrupación de personas", lo cual es interpretado por los detractores como una carga contra la protesta social.

En el capítulo relacionado con la sanidad alimentaria se hace referencia a las infracciones a las normas que reglamenten la salubridad, bromatología e higiene de los locales; de alimentos, bebidas o sus materias primas faltando a las condiciones higiénicas o bromatológicas exigibles, adulteradas o sin fecha de elaboración o vencimiento, entre otras cosas. 

Verter aguas servidas en la vía pública; arrojar o depositar basura, desperdicios, animales muertos, enseres domésticos, desechos u u objetos muebles; el desagote de efluentes, residuos o descartes propios de la actividad industria; lavar automóviles ajenos de forma onerosa en la vía pública; la deposición de los desechos producidos por camiones transportadores de hormigón y la selección de residuos domiciliarios, su recolección, adquisición o transporte, almacenaje, manipulación o venta en contravención a las normas reglamentarias; aparecen en el capítulo relacionado con la sanidad e higiene en la vía pública, que se puso en discusión este viernes.


COTIZÁ TU SEGURO DEL AUTO YA

COMENTARIOS

En un nuevo encuentro de la Comisión de Seguridad se discutieron los artículos relacionados con las faltas contra la autoridad municipal y la sanidad e higiene.