Tras el desalojo de Guernica, apuntan a la Justicia por la mega toma en Los Hornos | 0221
0221
0221

Tras el desalojo de Guernica, apuntan a la Justicia por la mega toma en Los Hornos

El procedimiento en Presidente Perón reavivó los pedidos para terminar con las ocupaciones en ex Club de Planeadores, en la zona sur de La Plata.

Con el intendente Julio Garro a la cabeza, cada vez son más las voces del oficialismo platense que piden que la Justicia avance sobre el desalojo de las tierras ocupadas en Los Hornos, donde la Provincia y el propio Municipio ya tienen planeado llevar adelante un ambicioso programa de viviendas para intentar paliar la crisis habitacional que atraviesa a todo el país.

La ocupación de las 161 hectáreas del ex Club de Planeadores comenzó en febrero, con el arribo de cientos de familias que rápidamente comenzaron a subdividir lotes y construir precarias casillas. Es una de las tomas de tierras más importantes en el territorio bonaerense y tras el operativo de Guernica todas las miradas apuntan hacia los magistrados que deberían dictar la orden de desalojo.

La preocupación por lo que allí ocurre y por el modo de solucionar un conflicto en ciernes se profundizó en las últimas horas, especialmente después de que el propio intendente Julio Garro pidiera que se procediera con el desalojo, explicando los riesgos de inundación que ponen en riesgo la vida de los habitantes.

La base científica que respalda ese temor es el estudio hídrico que la Municipalidad de La Plata realizó en conjunto con la UNLP, el cual fue elevado a la provincia de Buenos Aires para que se tenga en cuenta en la toma de decisiones.

El punto central de ese estudio se apunta a que el predio se inserta en parte en la planicie de inundación del Arroyo Regimiento, definida según el mapa elaborado por el Instituto de Geomorfología y Suelos, por lo que "resulta una zona de riesgo hídrico en un sector del Partido que demuestra en los últimos diez años un importante crecimiento urbano". A eso se suma la cercanía con la naciente del Arroyo Maldonado, tal como muestra la siguiente imagen.

Según se observa en ese mapa la zona presenta "un elevado riesgo hídrico en los sectores urbanizados y con potencial de riesgo en aquellos que a la fecha de su elaboración aún seguían vacantes" y agrega que después de la elaboración del mapa muchas de esas tierras fueron ocupadas, con "un significativo crecimiento poblacional en los últimos diez años en forma desordenada, sobre terrenos con fuertes condicionantes ambientales".

Los terrenos forman parte de una superficie inundable que se encuentra demarcada por las calle 76 a 83, y de 143 a 155. Para esos terrenos hay un plan de urbanización, que espera albergar alrededor de 2.500 familias, un proyecto urbanístico que ya tuvo dictamen favorable del CUOT (Consejo Único de Ordenamiento Territorial) y tuvo una declaración de interés votada por unanimidad en el Concejo Deliberante. Fue diseñado teniendo en cuenta un estudio profundo de desagües pluviales, el cual respetaría las condiciones geomorfológicas del predio, con la condición de alejarse de los cursos de agua que pasan por el predio dejando una franja de restricción.

En ese marco el Jefe Comunal repudió el avance de las tomas de tierras que se han dado desde diciembre del año pasado en la región y que llegan a más de 60 intentos de usurpaciones en diversos puntos del partido. Sostuvo que "las tomas no responden sólo a un déficit habitacional" sino "que hay una intencionalidad política detrás" y aclaró: "El Estado debe intervenir, no puede fomentar la ilegalidad. El 95% de las personas que están en las tomas no son de La Plata".

Tras el operativo que se llevó a cabo para desalojar la toma en Guernica, Garro remarcó que el Estado nacional y provincial deben "dar pautas claras". "Hay que ponerle un freno a la ilegalidad, no se puede premiar ni defender al delincuente", lanzó, y remarcó la importancia de que la Justicia "actúe con celeridad para desalentar cualquier intento de toma de tierras".

La ocupación de tierras en La Plata y la región comenzaron a aumentar en los últimos meses. La fuerte crisis económica causada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por la pandemia de coronavirus causó un fuerte aumento de la pobreza y la indigencia y cada vez son más las personas que buscan un lugar donde instalarse para poder vivir.

Frente a esta situación y panorama, tanto las autoridades políticas y las fuerzas policiales buscan encontrar la forma de frenar el avance de las usurpaciones, y encontrar una solución de fondo a un conflicto que viene desde hace tiempo y se complejizó en época de pandemia.

Tras el desalojo de Guernica, apuntan a la Justicia por la mega toma en Los Hornos
En la mira

Tras el desalojo de Guernica, apuntan a la Justicia por la mega toma en Los Hornos

El procedimiento en Presidente Perón reavivó los pedidos para terminar con las ocupaciones en ex Club de Planeadores, en la zona sur de La Plata.

30 de octubre de 2020

Con el intendente Julio Garro a la cabeza, cada vez son más las voces del oficialismo platense que piden que la Justicia avance sobre el desalojo de las tierras ocupadas en Los Hornos, donde la Provincia y el propio Municipio ya tienen planeado llevar adelante un ambicioso programa de viviendas para intentar paliar la crisis habitacional que atraviesa a todo el país.

La ocupación de las 161 hectáreas del ex Club de Planeadores comenzó en febrero, con el arribo de cientos de familias que rápidamente comenzaron a subdividir lotes y construir precarias casillas. Es una de las tomas de tierras más importantes en el territorio bonaerense y tras el operativo de Guernica todas las miradas apuntan hacia los magistrados que deberían dictar la orden de desalojo.

La preocupación por lo que allí ocurre y por el modo de solucionar un conflicto en ciernes se profundizó en las últimas horas, especialmente después de que el propio intendente Julio Garro pidiera que se procediera con el desalojo, explicando los riesgos de inundación que ponen en riesgo la vida de los habitantes.

La base científica que respalda ese temor es el estudio hídrico que la Municipalidad de La Plata realizó en conjunto con la UNLP, el cual fue elevado a la provincia de Buenos Aires para que se tenga en cuenta en la toma de decisiones.

El punto central de ese estudio se apunta a que el predio se inserta en parte en la planicie de inundación del Arroyo Regimiento, definida según el mapa elaborado por el Instituto de Geomorfología y Suelos, por lo que "resulta una zona de riesgo hídrico en un sector del Partido que demuestra en los últimos diez años un importante crecimiento urbano". A eso se suma la cercanía con la naciente del Arroyo Maldonado, tal como muestra la siguiente imagen.

Según se observa en ese mapa la zona presenta "un elevado riesgo hídrico en los sectores urbanizados y con potencial de riesgo en aquellos que a la fecha de su elaboración aún seguían vacantes" y agrega que después de la elaboración del mapa muchas de esas tierras fueron ocupadas, con "un significativo crecimiento poblacional en los últimos diez años en forma desordenada, sobre terrenos con fuertes condicionantes ambientales".

Los terrenos forman parte de una superficie inundable que se encuentra demarcada por las calle 76 a 83, y de 143 a 155. Para esos terrenos hay un plan de urbanización, que espera albergar alrededor de 2.500 familias, un proyecto urbanístico que ya tuvo dictamen favorable del CUOT (Consejo Único de Ordenamiento Territorial) y tuvo una declaración de interés votada por unanimidad en el Concejo Deliberante. Fue diseñado teniendo en cuenta un estudio profundo de desagües pluviales, el cual respetaría las condiciones geomorfológicas del predio, con la condición de alejarse de los cursos de agua que pasan por el predio dejando una franja de restricción.

En ese marco el Jefe Comunal repudió el avance de las tomas de tierras que se han dado desde diciembre del año pasado en la región y que llegan a más de 60 intentos de usurpaciones en diversos puntos del partido. Sostuvo que "las tomas no responden sólo a un déficit habitacional" sino "que hay una intencionalidad política detrás" y aclaró: "El Estado debe intervenir, no puede fomentar la ilegalidad. El 95% de las personas que están en las tomas no son de La Plata".

Tras el operativo que se llevó a cabo para desalojar la toma en Guernica, Garro remarcó que el Estado nacional y provincial deben "dar pautas claras". "Hay que ponerle un freno a la ilegalidad, no se puede premiar ni defender al delincuente", lanzó, y remarcó la importancia de que la Justicia "actúe con celeridad para desalentar cualquier intento de toma de tierras".

La ocupación de tierras en La Plata y la región comenzaron a aumentar en los últimos meses. La fuerte crisis económica causada por el aislamiento social, preventivo y obligatorio impuesto por la pandemia de coronavirus causó un fuerte aumento de la pobreza y la indigencia y cada vez son más las personas que buscan un lugar donde instalarse para poder vivir.

Frente a esta situación y panorama, tanto las autoridades políticas y las fuerzas policiales buscan encontrar la forma de frenar el avance de las usurpaciones, y encontrar una solución de fondo a un conflicto que viene desde hace tiempo y se complejizó en época de pandemia.


COTIZÁ TU SEGURO DEL AUTO YA

COMENTARIOS

El procedimiento en Presidente Perón reavivó los pedidos para terminar con las ocupaciones en ex Club de Planeadores, en la zona sur de La Plata.