En Provincia seguirán la mismas restricciones pero se "volverá atrás" si suben los casos | 0221
0221
0221

En Provincia seguirán la mismas restricciones pero se "volverá atrás" si suben los casos

El Gobernador anunció que la cuarentena seguirá siendo como hasta ahora en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires.

El gobernador Axel Kicillof anunció este viernes la continuidad de la cuarentena en fase 3 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona en la cual está La Plata. Eso implica que seguirán funcionando los comercios, las industrias y las actividades profesionales permitidas hasta ahora, pero no habrá nuevas aperturas ni pase a las fase 4 o 5 que ya rige en otros distritos. Lo mismo ocurrirá en el resto de los distritos bonaerenses, donde seguirá vigente la misma fase en que cada uno se encontraba hasta ahora. Sin embargo el mandatario alertó que se volverá atrás en caso de la cantidad de casos no empiece a bajar.

Kicillof hizo los anuncios junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Lo central es la continuidad del aislamiento y el distanciamiento social hasta el 16 de agosto. El gobernador bonaerense profundizó el tono crítico, especialmente para los medios de comunicación que -según remarcó- instalan un discurso contrario al confinamiento como herramienta para combatir la enfermedad.

Kicillof elogió el crecimiento del sistema sanitario, especialmente de la cantidad de plazas de internación. "Ya estaríamos desbordados si no los hubiéramos hecho", dijo. Y en ese punto elogió tanto al oficialismo como a los intendentes opositores y a los habitantes de la Provincia. "Eso nos permitió evitar una tragedia mayor", remarcó.

Y eso lo puso en cifras: "En diciembre del año pasado teníamos 883 camas de terapia intensiva de adultos en el sistema público, hoy tenemos 1.979 camas, más que duplicamos. Hoy hay 1130 internados. Ya estaríamos desbordados y lo evitamos por el esfuerzo que hicimos".

"El AMBA es una sola región sanitaria y por eso no hay forma de que nos hagan pelear", dijo en relación al vínculo con el gobierno porteño. El virus se expande y eso nos demuestra que no podemos hacer cosas distintas a un lado y el otro de la General Paz", remarcó y agregó un gesto político: "Le agradezco a Horacio que a pesar de las diferencias políticas e ideológicas pudimos trabajar juntos por la salud".

Y fue gráfico al hablar de cuatro anillos en relación a la incidencia y a la expansión del virus: en el tercer cordón hay un caso cada 200 habitantes, en el segundo un caso cada 130 habitantes, en el primer cordón del conurbano se registra un positivo sobre 100 habitantes y en la Ciudad de Buenos Aires la incidencia es de un caso cada 50 habitantes.

En el tramo inicial de su discurso, Kicillof agradeció a los bonaerense por "todo el esfuerzo, toda la solidaridad que se está poniendo en un momento de dificultades y de muchísima incertidumbre. Estoy orgulloso de ser gobernador de esta Provincia, que lo que hizo fue multiplicar la solidaridad y el esfuerzo", expresó.

"Reafirmamos ante una situación como esta el concepto de cuarentena intermitente", dijo el gobernador. "No tenemos que esperar escenas dantescas para saber el riesgo que corremos, estamos anticipándonos", dijo y por eso reafirmó que en el AMBA se sigue con el mismo grado de "apertura cuidada, con protocolos", y en el interior bonaerense con el sistema de 5 fases.

También informó sobre la multiplicación de la capacidad de testeos, el seguimiento de los contactos estrechos y de las camas de aislamiento para pacientes leves. Y reclamó una visión más humana de las estadísticas: ."Hoy lamentamos 3.437 decesos, nuestras condolencias y acompañamiento a cada una de las familias. Pero sepan que 618 son menores de 60 años, es el 20%, nadie tiene una probabilidad nula de que la enfermedad tome una forma grave".

Y sobre el final dedicó algunos párrafos a la conducta de la población y adelantó que no dudará en retroceder a mayores restricciones si fuera necesario. "El cansancio y la angustia traen descuidos, algunos se relajan o aflojan. Si los números no bajan va a haber que ir a una cuarentena mucho más dura. Las camas se van llenando y no podemos permitir que nadie se quede sin la atención que merece como un derecho".

En Provincia seguirán la mismas restricciones pero se "volverá atrás" si suben los casos
Lo anunció Kicillof

En Provincia seguirán la mismas restricciones pero se "volverá atrás" si suben los casos

El Gobernador anunció que la cuarentena seguirá siendo como hasta ahora en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires.

31 de julio de 2020

El gobernador Axel Kicillof anunció este viernes la continuidad de la cuarentena en fase 3 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona en la cual está La Plata. Eso implica que seguirán funcionando los comercios, las industrias y las actividades profesionales permitidas hasta ahora, pero no habrá nuevas aperturas ni pase a las fase 4 o 5 que ya rige en otros distritos. Lo mismo ocurrirá en el resto de los distritos bonaerenses, donde seguirá vigente la misma fase en que cada uno se encontraba hasta ahora. Sin embargo el mandatario alertó que se volverá atrás en caso de la cantidad de casos no empiece a bajar.

Kicillof hizo los anuncios junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Lo central es la continuidad del aislamiento y el distanciamiento social hasta el 16 de agosto. El gobernador bonaerense profundizó el tono crítico, especialmente para los medios de comunicación que -según remarcó- instalan un discurso contrario al confinamiento como herramienta para combatir la enfermedad.

Kicillof elogió el crecimiento del sistema sanitario, especialmente de la cantidad de plazas de internación. "Ya estaríamos desbordados si no los hubiéramos hecho", dijo. Y en ese punto elogió tanto al oficialismo como a los intendentes opositores y a los habitantes de la Provincia. "Eso nos permitió evitar una tragedia mayor", remarcó.

Y eso lo puso en cifras: "En diciembre del año pasado teníamos 883 camas de terapia intensiva de adultos en el sistema público, hoy tenemos 1.979 camas, más que duplicamos. Hoy hay 1130 internados. Ya estaríamos desbordados y lo evitamos por el esfuerzo que hicimos".

"El AMBA es una sola región sanitaria y por eso no hay forma de que nos hagan pelear", dijo en relación al vínculo con el gobierno porteño. El virus se expande y eso nos demuestra que no podemos hacer cosas distintas a un lado y el otro de la General Paz", remarcó y agregó un gesto político: "Le agradezco a Horacio que a pesar de las diferencias políticas e ideológicas pudimos trabajar juntos por la salud".

Y fue gráfico al hablar de cuatro anillos en relación a la incidencia y a la expansión del virus: en el tercer cordón hay un caso cada 200 habitantes, en el segundo un caso cada 130 habitantes, en el primer cordón del conurbano se registra un positivo sobre 100 habitantes y en la Ciudad de Buenos Aires la incidencia es de un caso cada 50 habitantes.

En el tramo inicial de su discurso, Kicillof agradeció a los bonaerense por "todo el esfuerzo, toda la solidaridad que se está poniendo en un momento de dificultades y de muchísima incertidumbre. Estoy orgulloso de ser gobernador de esta Provincia, que lo que hizo fue multiplicar la solidaridad y el esfuerzo", expresó.

"Reafirmamos ante una situación como esta el concepto de cuarentena intermitente", dijo el gobernador. "No tenemos que esperar escenas dantescas para saber el riesgo que corremos, estamos anticipándonos", dijo y por eso reafirmó que en el AMBA se sigue con el mismo grado de "apertura cuidada, con protocolos", y en el interior bonaerense con el sistema de 5 fases.

También informó sobre la multiplicación de la capacidad de testeos, el seguimiento de los contactos estrechos y de las camas de aislamiento para pacientes leves. Y reclamó una visión más humana de las estadísticas: ."Hoy lamentamos 3.437 decesos, nuestras condolencias y acompañamiento a cada una de las familias. Pero sepan que 618 son menores de 60 años, es el 20%, nadie tiene una probabilidad nula de que la enfermedad tome una forma grave".

Y sobre el final dedicó algunos párrafos a la conducta de la población y adelantó que no dudará en retroceder a mayores restricciones si fuera necesario. "El cansancio y la angustia traen descuidos, algunos se relajan o aflojan. Si los números no bajan va a haber que ir a una cuarentena mucho más dura. Las camas se van llenando y no podemos permitir que nadie se quede sin la atención que merece como un derecho".

COMENTARIOS

El Gobernador anunció que la cuarentena seguirá siendo como hasta ahora en todos los distritos de la provincia de Buenos Aires.