Peatonales, terrazas y distanciamiento: el plan de los bares y restaurantes de La Plata | 0221
0221
0221

Peatonales, terrazas y distanciamiento: el plan de los bares y restaurantes de La Plata

El rubro insistirá en nuevas flexibilizaciones con estrictos protocolos, luego de que el intendente Garro habilitara la atención de clientes en las veredas.

El sector gastronómico platense reflotó una serie de propuestas con sus respectivos protocolos sanitarios tras lograr el permiso del intendente Julio Garro para atender clientes en las mesas instaladas en las veredas de los locales. Ahora trabajan en una serie de puntos para reactivar aún más al sector, uno de los más castigados a más de seis meses de cuarentena por la pandemia de coronavirus.

En ese sentido, los dueños de bares, restaurantes y cervecerías de la ciudad acordaron avanzar en distintas acciones para que las autoridades locales y bonaerenses habiliten más flexibilizaciones y de a poco recomponerse de la grave crisis que atraviesan.

Fuentes cercanas a PULPA, la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata, confirmaron a 0221.com.ar que se reiniciarán los relevamientos. Al respecto, detallaron que harán un recuento de la cantidad de comercios, sus recursos y personal como primera medida.

Otro de los puntos fuertes de la propuesta que están readecuado luego de obtener luz verde para el “take away plus” es la peatonalización de diagonal 74, una iniciativa que ya se había planteado a inicios de agosto. Como había informado este medio, en su momento se barajó la posibilidad de cerrar al tránsito esta arteria entre las plazas Moreno e Italia. Se trata de una avenida que en los últimos años se convirtió en uno de los corredores gastronómicos más importantes de la ciudad.

Esta opción también fue tenida en cuenta por el Jefe Comunal, que durante una entrevista con 221Radio confirmó que la tenía en carpeta. "Sí. Por ejemplo en diagonal 74 entre 50 y 44, que se transformó en un polo gastronómico", señaló Garro semanas atrás. Ahora el sector busca revivir el proyecto y lograr su materialización.

Es más, el intendente antes había dicho que "nos vamos tener que acostumbrar a una ciudad en donde veamos mesas en las calles, mesas en las plazas, mesas en las ramblas". Y aclaró: "Eso va a ser una foto que nos va a quedar en el recuerdo. Será momentáneo, hasta salir de esto, para empezar a funcionar y para que los comerciantes puedan tomar aire".

La tercera clave apunta a beneficiar a quienes tengan locales en las calles transversales a diagonal 74. Al respecto, propondrán la instalación de más mesas y sillas en los espacios de estacionamientos frente a cada comercio.

Esta idea sería similar al proyecto elevado en Vicente López, donde se propuso la creación de dársenas exteriores para bares, cafés y restaurantes a nivel de calle. El espacio que ocupen puede ser delimitado con pintura asfáltica y rodeado con vallas de contención livianas y metálicas para seguridad de los clientes.

Todas las propuestas refuerzan la responsabilidad social empresarial ante esta contingencia y hace especial foco en el respeto de la distancia social y el uso de los insumos sanitarios para evitar contagios de Covid-19. En concreto, el nuevo proyecto también garantiza la aplicación de estrictos protocolos.

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS Y LA PAULATINA REACTIVACIÓN 

Representantes del rubro comenzaron a trabajar en distintas opciones para el rescate de los locales ni bien comenzó la pandemia de SARS-CoV-2. En principio presentaron un petitorio a Julio Garro para que los exima de pagar una serie de impuestos municipales y el mandatario los habilitó a funcionar bajo la modalidad "take away", para que los clientes retiren sus pedidos de comidas y bebidas en cada local gastronómico. Según explicaron los comerciantes a 0221.com.ar, sin embargo, en el mejor de los casos las ventas a través de este sistema apenas alcanzaron un 10% de la facturación habitual antes de iniciada la cuarentena.

En mayo dirigentes de PULPA se reunieron con el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, para analizar los problemas que acarreaban. Buscaron alternativas y plantearon distintas opciones para evitar cierres de locales. No obstante, ocurrió lo temido y comercios históricos como la París, la Cervecería Alemana y la heladería La Veneciana bajaron sus persianas luego de más de medio siglo de funcionamiento en la ciudad. 

En agosto presentaron otras alternativas para la reactivación. El mes pasado buscaron que La Plata copie el modelo pensado para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Esto significa habilitar las veredas y terrazas de los bares y restaurantes, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad correspondientes.

Pero pese a haber presentado todo el plan y sus respectivos protocolos, el gobernador Axel Kicillof no dio el OK para su implementación. La negativa del mandatario bonaerense cayó como un balde de agua helada y decidieron realizar una protesta, que se llevó a cabo a principios de septiembre. Se movilizaron desde 12 y 51 hasta la Gobernación, en 6 entre 51 y 53, donde reclamaron para visibilizar la crisis del sector y pidieron retomar la actividad

"No tenemos problemas en ver las condiciones que piden para abrir, venimos hablando con el Municipio pero la situación está cada vez peor. Más ahora que abrieron los bares en Capital, hoy a la noche la gente se va a ir para allá", le dijo Carlos Leuzi, titular de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata (PULPA) a un representante del Gobierno de Kicillof tras la marcha por el centro platense. 

La situación se mantuvo sin cambios hasta hace 10 días, cuando estalló la polémica por el desborde de clientes en locales de diagonal 74, especialmente en Wild Hops, la cervecería que se llenó de gente y quedó en la mira. Lo cierto es que esa situación derivó en un fuerte operativo del REBA. Según Garro, ni él ni el Municipio fueron notificados por el despliegue. 

El último capítulo fue el viernes pasado, cuando el intendente confirmó que los bares, restaurantes, cervecerías y cafés podían funcionar con mesas afuera"No tengo ninguna duda de que la convivencia con el virus es posible, por eso nos animamos a una modalidad que ya estaba habilitada, take away, delivery, nos animamos a sumarle con mucho cuidado el plus", aseguró Garro por 221Radio. Además, afirmó que informó esta prueba piloto del "take away plus" a las autoridades bonaerenses: "No tuvimos una respuesta, pero si la teníamos era más sí que no".

Ahora el sector busca la luz verde de las autoridades para poder habilitar las nuevas iniciativas y así tener más alivio en medio de la crisis que profundizó la pandemia de coronavirus. 

Peatonales, terrazas y distanciamiento: el plan de los bares y restaurantes de La Plata
Take away plus

Peatonales, terrazas y distanciamiento: el plan de los bares y restaurantes de La Plata

El rubro insistirá en nuevas flexibilizaciones con estrictos protocolos, luego de que el intendente Garro habilitara la atención de clientes en las veredas.

28 de septiembre de 2020

El sector gastronómico platense reflotó una serie de propuestas con sus respectivos protocolos sanitarios tras lograr el permiso del intendente Julio Garro para atender clientes en las mesas instaladas en las veredas de los locales. Ahora trabajan en una serie de puntos para reactivar aún más al sector, uno de los más castigados a más de seis meses de cuarentena por la pandemia de coronavirus.

En ese sentido, los dueños de bares, restaurantes y cervecerías de la ciudad acordaron avanzar en distintas acciones para que las autoridades locales y bonaerenses habiliten más flexibilizaciones y de a poco recomponerse de la grave crisis que atraviesan.

Fuentes cercanas a PULPA, la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata, confirmaron a 0221.com.ar que se reiniciarán los relevamientos. Al respecto, detallaron que harán un recuento de la cantidad de comercios, sus recursos y personal como primera medida.

Otro de los puntos fuertes de la propuesta que están readecuado luego de obtener luz verde para el “take away plus” es la peatonalización de diagonal 74, una iniciativa que ya se había planteado a inicios de agosto. Como había informado este medio, en su momento se barajó la posibilidad de cerrar al tránsito esta arteria entre las plazas Moreno e Italia. Se trata de una avenida que en los últimos años se convirtió en uno de los corredores gastronómicos más importantes de la ciudad.

Esta opción también fue tenida en cuenta por el Jefe Comunal, que durante una entrevista con 221Radio confirmó que la tenía en carpeta. "Sí. Por ejemplo en diagonal 74 entre 50 y 44, que se transformó en un polo gastronómico", señaló Garro semanas atrás. Ahora el sector busca revivir el proyecto y lograr su materialización.

Es más, el intendente antes había dicho que "nos vamos tener que acostumbrar a una ciudad en donde veamos mesas en las calles, mesas en las plazas, mesas en las ramblas". Y aclaró: "Eso va a ser una foto que nos va a quedar en el recuerdo. Será momentáneo, hasta salir de esto, para empezar a funcionar y para que los comerciantes puedan tomar aire".

La tercera clave apunta a beneficiar a quienes tengan locales en las calles transversales a diagonal 74. Al respecto, propondrán la instalación de más mesas y sillas en los espacios de estacionamientos frente a cada comercio.

Esta idea sería similar al proyecto elevado en Vicente López, donde se propuso la creación de dársenas exteriores para bares, cafés y restaurantes a nivel de calle. El espacio que ocupen puede ser delimitado con pintura asfáltica y rodeado con vallas de contención livianas y metálicas para seguridad de los clientes.

Todas las propuestas refuerzan la responsabilidad social empresarial ante esta contingencia y hace especial foco en el respeto de la distancia social y el uso de los insumos sanitarios para evitar contagios de Covid-19. En concreto, el nuevo proyecto también garantiza la aplicación de estrictos protocolos.

CRONOLOGÍA DE LA CRISIS Y LA PAULATINA REACTIVACIÓN 

Representantes del rubro comenzaron a trabajar en distintas opciones para el rescate de los locales ni bien comenzó la pandemia de SARS-CoV-2. En principio presentaron un petitorio a Julio Garro para que los exima de pagar una serie de impuestos municipales y el mandatario los habilitó a funcionar bajo la modalidad "take away", para que los clientes retiren sus pedidos de comidas y bebidas en cada local gastronómico. Según explicaron los comerciantes a 0221.com.ar, sin embargo, en el mejor de los casos las ventas a través de este sistema apenas alcanzaron un 10% de la facturación habitual antes de iniciada la cuarentena.

En mayo dirigentes de PULPA se reunieron con el ministro de Producción bonaerense, Augusto Costa, para analizar los problemas que acarreaban. Buscaron alternativas y plantearon distintas opciones para evitar cierres de locales. No obstante, ocurrió lo temido y comercios históricos como la París, la Cervecería Alemana y la heladería La Veneciana bajaron sus persianas luego de más de medio siglo de funcionamiento en la ciudad. 

En agosto presentaron otras alternativas para la reactivación. El mes pasado buscaron que La Plata copie el modelo pensado para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Esto significa habilitar las veredas y terrazas de los bares y restaurantes, cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad correspondientes.

Pero pese a haber presentado todo el plan y sus respectivos protocolos, el gobernador Axel Kicillof no dio el OK para su implementación. La negativa del mandatario bonaerense cayó como un balde de agua helada y decidieron realizar una protesta, que se llevó a cabo a principios de septiembre. Se movilizaron desde 12 y 51 hasta la Gobernación, en 6 entre 51 y 53, donde reclamaron para visibilizar la crisis del sector y pidieron retomar la actividad

"No tenemos problemas en ver las condiciones que piden para abrir, venimos hablando con el Municipio pero la situación está cada vez peor. Más ahora que abrieron los bares en Capital, hoy a la noche la gente se va a ir para allá", le dijo Carlos Leuzi, titular de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata (PULPA) a un representante del Gobierno de Kicillof tras la marcha por el centro platense. 

La situación se mantuvo sin cambios hasta hace 10 días, cuando estalló la polémica por el desborde de clientes en locales de diagonal 74, especialmente en Wild Hops, la cervecería que se llenó de gente y quedó en la mira. Lo cierto es que esa situación derivó en un fuerte operativo del REBA. Según Garro, ni él ni el Municipio fueron notificados por el despliegue. 

El último capítulo fue el viernes pasado, cuando el intendente confirmó que los bares, restaurantes, cervecerías y cafés podían funcionar con mesas afuera"No tengo ninguna duda de que la convivencia con el virus es posible, por eso nos animamos a una modalidad que ya estaba habilitada, take away, delivery, nos animamos a sumarle con mucho cuidado el plus", aseguró Garro por 221Radio. Además, afirmó que informó esta prueba piloto del "take away plus" a las autoridades bonaerenses: "No tuvimos una respuesta, pero si la teníamos era más sí que no".

Ahora el sector busca la luz verde de las autoridades para poder habilitar las nuevas iniciativas y así tener más alivio en medio de la crisis que profundizó la pandemia de coronavirus. 


COTIZÁ TU SEGURO DEL AUTO YA

COMENTARIOS

El rubro insistirá en nuevas flexibilizaciones con estrictos protocolos, luego de que el intendente Garro habilitara la atención de clientes en las veredas.