Rompieron el vidrio de una conocida cervecería platense para tomar cerveza y comer adentro | 0221
0221
Rompieron el vidrio de una conocida cervecería platense para tomar cerveza y comer adentro
INCREÍBLE

Rompieron el vidrio de una conocida cervecería platense para tomar cerveza y comer adentro

Cuatro personas se enojaron tras el cierre del local y luego volvieron para romper el vidrio, destrozaron el negocio y se quedaron a comer. 

21 de septiembre de 2021

Los casos de inseguridad no tienen freno en la ciudad y el accionar de los ladrones es cada vez más insólito. En la madrugada del domingo pasado, la cervecería Anfield, ubicada en 19 y 57, fue destrozada por tres hombres y una mujer que rompieron las rejas y los ventanales del lugar y continuaron tomando cerveza adentro. 

La dueña del lugar habló en exclusiva con 0221.com.ar y manifestó su indignación porque los delincuentes incluso se tomaron su tiempo para comer empanadas adentro del local.  

Todo comenzó cuando el grupo en cuestión se encontraba en la cervecería, que debía cerrar a las 3 de la madrugada, de acuerdo a las normativas municipales por el COVID-19. 

“Nos pedían más cerveza. No entendieron, se enojaron y antes esa situación estuvieron discutiendo con un vecino y le pegaron. También agredieron a otra persona que pasaba por la calle”, explicó María Belén. 

No contentos, alrededor de las 5.30 de la madrugada, según los testimonios de vecinos frentistas, los delincuentes se volvieron a hacer presentes en el lugar, destrozaron el ventanal del comercio e hicieron un agujero por el cual ingresaron.   

"Se ve que se lastimaron porque había sangre en el piso, tomaron cerveza y comieron empanadas. Me rompieron toda la entrada y la vidriera, todo el frente, hay sangre adentro y hasta dejaron una campera”, relató con bronca la dueña del lugar.

La mujer aseguró que en el barrio “se sabe quiénes son” porque “no es la primera vez que andan estas personas por ahí”. Mientras tanto, la denuncia ya se radicó en la jurisdicción correspondiente pero ahora la comerciante debe reconstruir el negocio que quedó destrozado por negarse a permanecer abierto más allá de horario. 

COMENTARIOS

Cuatro personas se enojaron tras el cierre del local y luego volvieron para romper el vidrio, destrozaron el negocio y se quedaron a comer. 
0221

Rompieron el vidrio de una conocida cervecería platense para tomar cerveza y comer adentro

Cuatro personas se enojaron tras el cierre del local y luego volvieron para romper el vidrio, destrozaron el negocio y se quedaron a comer. 
Rompieron el vidrio de una conocida cervecería platense para tomar cerveza y comer adentro

Los casos de inseguridad no tienen freno en la ciudad y el accionar de los ladrones es cada vez más insólito. En la madrugada del domingo pasado, la cervecería Anfield, ubicada en 19 y 57, fue destrozada por tres hombres y una mujer que rompieron las rejas y los ventanales del lugar y continuaron tomando cerveza adentro. 

La dueña del lugar habló en exclusiva con 0221.com.ar y manifestó su indignación porque los delincuentes incluso se tomaron su tiempo para comer empanadas adentro del local.  

Todo comenzó cuando el grupo en cuestión se encontraba en la cervecería, que debía cerrar a las 3 de la madrugada, de acuerdo a las normativas municipales por el COVID-19. 

“Nos pedían más cerveza. No entendieron, se enojaron y antes esa situación estuvieron discutiendo con un vecino y le pegaron. También agredieron a otra persona que pasaba por la calle”, explicó María Belén. 

No contentos, alrededor de las 5.30 de la madrugada, según los testimonios de vecinos frentistas, los delincuentes se volvieron a hacer presentes en el lugar, destrozaron el ventanal del comercio e hicieron un agujero por el cual ingresaron.   

"Se ve que se lastimaron porque había sangre en el piso, tomaron cerveza y comieron empanadas. Me rompieron toda la entrada y la vidriera, todo el frente, hay sangre adentro y hasta dejaron una campera”, relató con bronca la dueña del lugar.

La mujer aseguró que en el barrio “se sabe quiénes son” porque “no es la primera vez que andan estas personas por ahí”. Mientras tanto, la denuncia ya se radicó en la jurisdicción correspondiente pero ahora la comerciante debe reconstruir el negocio que quedó destrozado por negarse a permanecer abierto más allá de horario.