Un delantero del ascenso de Brasil anotó un "gol imposible" que ya es candidato al Puskas | 0221
0221
Un delantero del ascenso de Brasil anotó un "gol imposible" que ya es candidato al Puskas
VIDEO

Un delantero del ascenso de Brasil anotó un "gol imposible" que ya es candidato al Puskas

Desde un ángulo imposible, Jackson sacó un potente remate tres dedos y anotó un gol imposible. El recuerdo del tanto de Grillo ante los ingleses en 1953.

22 de septiembre de 2021

El Correa Sampaio y Brusque de la Serie de B de Brasil protagonizaron un atractivo encuentro que finalizó 2 a 2. Más allá del resultado, el partido fue noticia en los principales medios deportivos por el golazo que marcó el atacante del elenco local, Jackson, y que ya es uno de los candidatos para el premio Puskas que entrega la FIFA al mejor gol del año.

El gol se concretó en el estadio João Castelo, en la localidad de Maranhão. Cuando la pelota ya casi se iba de la cancha, metió un fuerte remate “tres dedos” sobre la línea y con un efecto matemático, sorprendió al arquero rival.

Tras este golazo, que desafió todas las lógicas de la matemática, los futbolistas recordaron el tanto que marcó Ernesto Grillo en un amistoso entre la selección Argentina e Inglaterra, en 1953 en la cancha de River y que fue calificado por la prensa británica como “el gol imposible”

Vale decir que en aquel encuentro que la Argentina le ganó a los ingleses por 3 a 1, Grillo ingresó al área por la izquierda, eludió a varios jugadores y desde un ángulo cerrado encontró espacio para meter su disparo dentro del arco. Para la prensa inglesa que se encontraba en el país fue toda una rareza. El estilo del fútbol de la época no tenía registros de goles similares. Desde esa posición, lo habitual era que los futbolistas buscaran pasar la pelota al centro para un compañero mejor ubicado de frente al arco.

 

La alegría no fue completa para Jackson, ya que su equipo estaba en ventaja 2 a 0 y terminó empatando 2 a 2 con Brusque. Los dos puntos perdidos lo dejaron en la séptima posición de la Serie B del Brasileirao y lejos de los puestos que pelearán por el ascenso.

Para Jackson Bernardo da Silva, de 28 años, y que toda la vida jugó en los torneos del ascenso del fútbol brasileño, fue apenas el primer gol de la temporada, en ocho encuentros.

COMENTARIOS

Desde un ángulo imposible, Jackson sacó un potente remate tres dedos y anotó un gol imposible. El recuerdo del tanto de Grillo ante los ingleses en 1953.
0221

Un delantero del ascenso de Brasil anotó un "gol imposible" que ya es candidato al Puskas

Desde un ángulo imposible, Jackson sacó un potente remate tres dedos y anotó un gol imposible. El recuerdo del tanto de Grillo ante los ingleses en 1953.
Un delantero del ascenso de Brasil anotó un "gol imposible" que ya es candidato al Puskas

El Correa Sampaio y Brusque de la Serie de B de Brasil protagonizaron un atractivo encuentro que finalizó 2 a 2. Más allá del resultado, el partido fue noticia en los principales medios deportivos por el golazo que marcó el atacante del elenco local, Jackson, y que ya es uno de los candidatos para el premio Puskas que entrega la FIFA al mejor gol del año.

El gol se concretó en el estadio João Castelo, en la localidad de Maranhão. Cuando la pelota ya casi se iba de la cancha, metió un fuerte remate “tres dedos” sobre la línea y con un efecto matemático, sorprendió al arquero rival.

Tras este golazo, que desafió todas las lógicas de la matemática, los futbolistas recordaron el tanto que marcó Ernesto Grillo en un amistoso entre la selección Argentina e Inglaterra, en 1953 en la cancha de River y que fue calificado por la prensa británica como “el gol imposible”

Vale decir que en aquel encuentro que la Argentina le ganó a los ingleses por 3 a 1, Grillo ingresó al área por la izquierda, eludió a varios jugadores y desde un ángulo cerrado encontró espacio para meter su disparo dentro del arco. Para la prensa inglesa que se encontraba en el país fue toda una rareza. El estilo del fútbol de la época no tenía registros de goles similares. Desde esa posición, lo habitual era que los futbolistas buscaran pasar la pelota al centro para un compañero mejor ubicado de frente al arco.

 

La alegría no fue completa para Jackson, ya que su equipo estaba en ventaja 2 a 0 y terminó empatando 2 a 2 con Brusque. Los dos puntos perdidos lo dejaron en la séptima posición de la Serie B del Brasileirao y lejos de los puestos que pelearán por el ascenso.

Para Jackson Bernardo da Silva, de 28 años, y que toda la vida jugó en los torneos del ascenso del fútbol brasileño, fue apenas el primer gol de la temporada, en ocho encuentros.