0221
Corredores apuntan contra colegios de martilleros por falta de transparencia e innovación
DE VARIAS LOCALIDADES

Corredores apuntan contra colegios de martilleros por falta de transparencia e innovación

Aseguran que frenan el desarrollo del negocio de bienes raíces en sus distritos, “además de seguir pasivos ante el cierre de más de 500 inmobiliarias”.

26 de septiembre de 2022

Corredores inmobiliarios de La Plata, Avellaneda-Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes se suman a colegas de varios puntos de la provincia y reclaman modernizar la profesión. Asegura que las autoridades de sus respectivos colegios de martilleros son “responsables de detener la innovación y el desarrollo del negocio de bienes raíces en sus distritos, además de seguir pasivos ante el cierre de más de 500 inmobiliarias”.

Desde varias de estas localidades surgen voces disidentes. “Estas dirigencias fomentan el atraso, se resisten a la innovación y a las nuevas formas de desarrollar el negocio inmobiliario para dar respuestas a las necesidades del cliente. Sin voluntad de alentar la alternancia en el poder, ni abrir paso a ideas y caras nuevas, desde los Colegios replican el modelo arcaico con que gestionan sus inmobiliarias en las instituciones que dirigen. No ubican al cliente en el centro de la escena, tienen oficinas sin presencia en el mundo digital o algunos directamente no tienen inmobiliaria, no consideran el uso de tecnologías en ningún caso y tampoco la implementación de manuales de buenas prácticas y programas de capacitación”, señalan los martilleros.

Cabe señalar que Aníbal Fortuna preside el Colegio de Martilleros de La Plata desde 2006; Carmelo Laforgia está a cargo de Avellaneda - Lanús desde 2016; Juan Carlos Donsanto asumió en Lomas de Zamora en 2002; y Roberto Belmonte es el presidente en Quilmes desde 2014. Estos colegios comprenden las localidades de Berisso, Brandsen, Cañuelas, Ensenada, General Paz, La Plata, Lobos, Magdalena, Monte, Presidente Perón, Punta Indio, Roque Pérez, Saladillo, San Vicente, Avellaneda, Lanús, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza y Lomas De Zamora.

Entre Fortuna, Laforgia, Donsanto y Belmonte suman más de medio siglo de gestión colegial. “Es muy penoso ver hasta dónde llega la inacción, porque ni siquiera enfrentan los vicios del sector que dañan a toda la profesión: transacciones no bancarizadas, contratos no registrados ante la AFIP, cobro de alquileres por vías informales. Sin una mirada que tenga en cuenta las necesidades del cliente, la propia dinámica del mercado y la evolución de la sociedad en su conjunto, no hace más que profundizar aún más las debilidades del sector”, subrayan.

A su vez, citaron el informe que publicó la Revista Mercado y Reporte Inmobiliario (con el respaldo OH Panel) que muestra que las 5 inmobiliarias más votadas por los clientes, en 2021, fueron: Tizado, RE/MAX, Toribio Achaval, Lépore y Achaval Cornejo.

Estas firmas se caracterizan por tener un modelo de negocio centrado en ofrecer más y mejores servicios, con el cliente en el centro de la escena.  Con protocolos de atención, capacitación continua y herramientas digitales dinámicas como portales en red, chatbots, análisis de big data, respuestas automáticas, entre otras, marcan la diferencia con el viejo modelo al que se aferran los más conservadores.

El informe refleja que la transparencia, el trabajo colaborativo, la adopción de nuevas herramientas tecnológicas y la necesidad de contar con programas de formación y capacitación centrados en la relación con el cliente son la clave para impulsar el negocio.

En esta línea trabajan las proptech como Zonaprop, Mudafy y Mercado Libre Propiedades, con quiénes la vanguardia inmobiliaria comparte sus formas de comprender al mercado y centran su estrategia de negocios en la experiencia del cliente.

COMENTARIOS

Aseguran que frenan el desarrollo del negocio de bienes raíces en sus distritos, “además de seguir pasivos ante el cierre de más de 500 inmobiliarias”.
0221

Corredores apuntan contra colegios de martilleros por falta de transparencia e innovación

Aseguran que frenan el desarrollo del negocio de bienes raíces en sus distritos, “además de seguir pasivos ante el cierre de más de 500 inmobiliarias”.
Corredores apuntan contra colegios de martilleros por falta de transparencia e innovación

Corredores inmobiliarios de La Plata, Avellaneda-Lanús, Lomas de Zamora y Quilmes se suman a colegas de varios puntos de la provincia y reclaman modernizar la profesión. Asegura que las autoridades de sus respectivos colegios de martilleros son “responsables de detener la innovación y el desarrollo del negocio de bienes raíces en sus distritos, además de seguir pasivos ante el cierre de más de 500 inmobiliarias”.

Desde varias de estas localidades surgen voces disidentes. “Estas dirigencias fomentan el atraso, se resisten a la innovación y a las nuevas formas de desarrollar el negocio inmobiliario para dar respuestas a las necesidades del cliente. Sin voluntad de alentar la alternancia en el poder, ni abrir paso a ideas y caras nuevas, desde los Colegios replican el modelo arcaico con que gestionan sus inmobiliarias en las instituciones que dirigen. No ubican al cliente en el centro de la escena, tienen oficinas sin presencia en el mundo digital o algunos directamente no tienen inmobiliaria, no consideran el uso de tecnologías en ningún caso y tampoco la implementación de manuales de buenas prácticas y programas de capacitación”, señalan los martilleros.

Cabe señalar que Aníbal Fortuna preside el Colegio de Martilleros de La Plata desde 2006; Carmelo Laforgia está a cargo de Avellaneda - Lanús desde 2016; Juan Carlos Donsanto asumió en Lomas de Zamora en 2002; y Roberto Belmonte es el presidente en Quilmes desde 2014. Estos colegios comprenden las localidades de Berisso, Brandsen, Cañuelas, Ensenada, General Paz, La Plata, Lobos, Magdalena, Monte, Presidente Perón, Punta Indio, Roque Pérez, Saladillo, San Vicente, Avellaneda, Lanús, Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza y Lomas De Zamora.

Entre Fortuna, Laforgia, Donsanto y Belmonte suman más de medio siglo de gestión colegial. “Es muy penoso ver hasta dónde llega la inacción, porque ni siquiera enfrentan los vicios del sector que dañan a toda la profesión: transacciones no bancarizadas, contratos no registrados ante la AFIP, cobro de alquileres por vías informales. Sin una mirada que tenga en cuenta las necesidades del cliente, la propia dinámica del mercado y la evolución de la sociedad en su conjunto, no hace más que profundizar aún más las debilidades del sector”, subrayan.

A su vez, citaron el informe que publicó la Revista Mercado y Reporte Inmobiliario (con el respaldo OH Panel) que muestra que las 5 inmobiliarias más votadas por los clientes, en 2021, fueron: Tizado, RE/MAX, Toribio Achaval, Lépore y Achaval Cornejo.

Estas firmas se caracterizan por tener un modelo de negocio centrado en ofrecer más y mejores servicios, con el cliente en el centro de la escena.  Con protocolos de atención, capacitación continua y herramientas digitales dinámicas como portales en red, chatbots, análisis de big data, respuestas automáticas, entre otras, marcan la diferencia con el viejo modelo al que se aferran los más conservadores.

El informe refleja que la transparencia, el trabajo colaborativo, la adopción de nuevas herramientas tecnológicas y la necesidad de contar con programas de formación y capacitación centrados en la relación con el cliente son la clave para impulsar el negocio.

En esta línea trabajan las proptech como Zonaprop, Mudafy y Mercado Libre Propiedades, con quiénes la vanguardia inmobiliaria comparte sus formas de comprender al mercado y centran su estrategia de negocios en la experiencia del cliente.