0221
0221

Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar del Padre Cajade

Los internos de la unidad 10 de Melchor Romero las confeccionaron y entregaron para colaborar con los niños, niñas y adolescentes que viven en el predio.
Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar del Padre Cajade

Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar Convivencial del Padre Cajade en Villa Garibaldi. Los internos de la unidad 10 de Melchor Romero las confeccionaron y entregaron para colaborar con los niños, niñas y adolescentes de entre 3 y 18 años que viven en el predio de calle 643 entre 12 y 13.

La experiencia solidaria se desarrolló en el marco del programa “Más Trabajo, Menos Reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, durante la cual los privados de la libertad del penal platense aportaron la mano de obra.

Guillermo, el tapicero referente entre los colaboradores de la Unidad 10, celebró la posibilidad de ayudar y expresó: “Trabajamos pensando en los chicos, porque es muy lindo hacer algo bueno para ellos. Hacemos todo en conjunto, con mis compañeros y los agentes”.

Con la debida autorización judicial, dos de los internos que participaron del emprendimiento estuvieron presentes en la entrega y uno de ellos encontró en el lugar a un sobrino con el que no se veía en años, lo que marcó un momento cargado de emoción.

En tanto, en representación de la institución que forma parte de la obra del Padre Cajade, los educadores Oscar Suárez y Rosario Bernardello agradecieron y valoraron el trabajo de los internos, y adelantaron que también destinarán mochilas a los centros barriales cercanos a la Obra, que trabajan la inclusión de niños, niñas y adolescentes.

El director provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Iafolla, que durante 20 años fue educador del Hogar junto al Padre Cajade, manifestó que “las acciones solidarias son sumamente beneficiosas, no solo para quienes reciben, sino también para aquellos que dan”. 

Por su parte, la directora de la Unidad 10, Miriam Irala, repasó las diferentes donaciones que se hicieron desde la cárcel que está a su cargo y afirmó: “Intento contagiar el espíritu de ayudar a aquellos que me rodean”.

La iniciativa solidaria contó con el acompañamiento del subdirector de Asistencia y Tratamiento del penal de Melchor Romero, Julio Compri, y de los integrantes del equipo de trabajo de la Sección Talleres, Alejandro Salto, Silvio Taiana, Agustín Cancela y Maximiliano Martínez. Además, estuvo coordinada por la Subdirección General de Trabajo Penitenciario y la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB.

Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar del Padre Cajade
MELCHOR ROMERO

Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar del Padre Cajade

Los internos de la unidad 10 de Melchor Romero las confeccionaron y entregaron para colaborar con los niños, niñas y adolescentes que viven en el predio.

10 de junio de 2021

Presos de una cárcel de La Plata hicieron 40 mochilas para el Hogar Convivencial del Padre Cajade en Villa Garibaldi. Los internos de la unidad 10 de Melchor Romero las confeccionaron y entregaron para colaborar con los niños, niñas y adolescentes de entre 3 y 18 años que viven en el predio de calle 643 entre 12 y 13.

La experiencia solidaria se desarrolló en el marco del programa “Más Trabajo, Menos Reincidencia” que impulsa el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, durante la cual los privados de la libertad del penal platense aportaron la mano de obra.

Guillermo, el tapicero referente entre los colaboradores de la Unidad 10, celebró la posibilidad de ayudar y expresó: “Trabajamos pensando en los chicos, porque es muy lindo hacer algo bueno para ellos. Hacemos todo en conjunto, con mis compañeros y los agentes”.

Con la debida autorización judicial, dos de los internos que participaron del emprendimiento estuvieron presentes en la entrega y uno de ellos encontró en el lugar a un sobrino con el que no se veía en años, lo que marcó un momento cargado de emoción.

En tanto, en representación de la institución que forma parte de la obra del Padre Cajade, los educadores Oscar Suárez y Rosario Bernardello agradecieron y valoraron el trabajo de los internos, y adelantaron que también destinarán mochilas a los centros barriales cercanos a la Obra, que trabajan la inclusión de niños, niñas y adolescentes.

El director provincial de Políticas de Inclusión del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Marcelo Iafolla, que durante 20 años fue educador del Hogar junto al Padre Cajade, manifestó que “las acciones solidarias son sumamente beneficiosas, no solo para quienes reciben, sino también para aquellos que dan”. 

Por su parte, la directora de la Unidad 10, Miriam Irala, repasó las diferentes donaciones que se hicieron desde la cárcel que está a su cargo y afirmó: “Intento contagiar el espíritu de ayudar a aquellos que me rodean”.

La iniciativa solidaria contó con el acompañamiento del subdirector de Asistencia y Tratamiento del penal de Melchor Romero, Julio Compri, y de los integrantes del equipo de trabajo de la Sección Talleres, Alejandro Salto, Silvio Taiana, Agustín Cancela y Maximiliano Martínez. Además, estuvo coordinada por la Subdirección General de Trabajo Penitenciario y la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB.

COMENTARIOS

Los internos de la unidad 10 de Melchor Romero las confeccionaron y entregaron para colaborar con los niños, niñas y adolescentes que viven en el predio.