El hombre que mató a "Torrejita" deberá declarar para contar qué pasó en La Loma | 0221
0221
El hombre que mató a "Torrejita" deberá declarar para contar qué pasó en La Loma
ASÍ AVANZA EL EXPEDIENTE

El hombre que mató a "Torrejita" deberá declarar para contar qué pasó en La Loma

Se espera que declare el autor del disparo, quien sostiene que se defendió de una agresión. La Justicia investiga si fue un homicidio o legítima defensa.

24 de junio de 2021

Un homicidio o legítima defensa propia y de terceros, entre esas dos opciones se desarrollará la investigación por el feroz intento de asalto que terminó con un adolescente abatido en la noche del pasado martes en La Loma. Por el hecho fue imputado Marcelo Maza, autor de los disparos que mataron al delincuente de apenas 15 años y quien será llamado a declaración indagatoria por la fiscal a cargo de la investigación.

Las pericias en el lugar del hecho, las imágenes de las cámaras de seguridad y el testimonio de Germán, el dueño de la casa, serán tres de las claves para oficialmente echar luz sobre el caso. El enfrentamiento fue dentro de la vivienda, el menor ingresó a los tiros y del otro lado encontró una bala que le perforó el corazón y los pulmones, entre otros órganos vitales.

Maza deberá enfrentar un proceso penal y aguardar el resultado de las pericias en curso. Ya designó abogados. La defensa estará en manos de Fernando López García y Silvia Petroff, integrantes del estudio de Fernando Burlando.

El adolescente muerto era conocido como "Torrejita". Oficialmente no hay registros de antecedentes penales en la sede del fuero Penal, pero su nombre y rostro no eran desconocidos para el personal policial de calle de algunas comisarías de La Plata. Tuvo al menos dos ingresos en comisarías, aunque por ser menor de 16 años, esos episodios no fueron registrados por imperio del marco legal vigente. La Ley Penal Juvenil establece que los chicos por debajo de esa edad no son punibles y sus detenciones no deben quedar registrados como antecedentes. Es la norma vigente cuyo espíritu es no estigmatizar a los jóvenes en conflicto con la ley.

El caso está en manos de la fiscal Virginia Bravo, quien desarrolla un trabajo tan prolijo como silencioso. Está tras los pasos del cómplice del menor abatido en el intento de asalto. La causa fue caratulada como "homicidio y tentativa de robo", pero se trata de un encuadre provisorio que puede variar (o no) con el avance de la pesquisa.

EL CASO

El delincuente murió baleado por Maza a cuyos hijos de 7 y 9 amenazó con un arma y a uno de los cuales intentó utilizar como escudo para entrar a las patadas a robar a la casa de un amigo al que en ese momento visitaba. El hecho, que duró apenas 12 segundos, quedó filmado por las cámaras de seguridad de la vivienda ubicada en calle 49 entre 27 y 28.

De acuerdo con la investigación en curso, dos ladrones a bordo de una moto quisieron entrar a robar a una casa y, para eso, uno de ellos, de 15 años, se aproximó a un auto que estaba estacionado sobre la vereda con las puertas abiertas, donde se encontraban una niña de 9 años y su hermano, de 7, junto a una perra, a la espera de que su papá, un peluquero de 42, terminara de conversar con un amigo en el interior de la casa. Según lo registrado por las cámaras, el asaltante se acercó por la puerta derecha del auto y atrapó al niño, quien llevaba en sus manos una escopeta de juguete. Por la fuerza, el delincuente arrastró al chico hasta la puerta de la casa, pero éste oponía resistencia y finalmente logró zafarse y salir corriendo hacia una de las esquinas con su hermana. Tras ello, el ladrón rompió la puerta a patadas e ingresó a la casa, donde para ese momento Germán el propietario, un enfermero de 42 años, pulsó la alarma vecinal al ver por las cámaras lo que sucedía en la calle.

De acuerdo con el relato del dueño de casa, el ladrón "entró tirando" por lo que su amigo y padre de los niños repelió el ataque con una pistola calibre 635 de la que es legítimo usuario.

El ladrón herido escapó corriendo de la vivienda sin concretar el robo y abordó la moto de su cómplice que lo esperaba a unos metros. Ambos emprendieron la fuga, pero a unas 10 cuadras del lugar el herido cayó sobre el asfalto y quedó muerto en el lugar, donde fue hallado por la policía. El segundo de los asaltantes siguió su camino, pero se comunicó por teléfono con los familiares del chico, que pronto llegaron al lugar. El hallazgo del cuerpo motivó un fuerte despliegue policial, hasta que pudo constatarse lo que había sucedido.

En declaraciones a la prensa en la puerta de su casa, Germán contó que "el ladrón, apenas entró a la casa, disparó. Nos tiró a matar al sonar la alarma". "Fueron 12 segundos de terror", añadió el enfermero, quien relató que todo comenzó cuando estaba en su casa con su amigo, mientas afuera en el auto habían quedado los dos niños con la perra, a quienes miraban por las cámaras de seguridad de su casa.

Según el dueño de la vivienda, al advertir que un ladrón se acercó a los chicos y tomó por la fuerza a uno de ellos, él accionó la alarma vecinal, lo que "enfureció" al asaltante, que entró a la casa tras abrir la puerta a patadas.

Germán contó que al ver al ladrón en el interior de la casa, se tiró al piso y quiso agarrar una tijera para defenderse: "Uno no sabe qué hacer", manifestó. Sobre su amigo, en tanto, contó que disparó luego de que el adolescente tirara primero. "Fue legítima defensa y él está libre. Marcelo tenía el arma y el ladrón le dispara y ahí le dispara él", aseguró. También se refirió a los dos hijos de Maza: "Los nenes estaban llorando desconsolados, si ellos entraban podía haber pasado cualquier cosa", dijo.

Tras el hecho, acudió al lugar del hallazgo del cuerpo el personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) que constató el fallecimiento del adolescente, mientras que la Policía Científica comenzó con las pericias correspondientes en la vivienda.

COMENTARIOS

Se espera que declare el autor del disparo, quien sostiene que se defendió de una agresión. La Justicia investiga si fue un homicidio o legítima defensa.
0221

El hombre que mató a "Torrejita" deberá declarar para contar qué pasó en La Loma

Se espera que declare el autor del disparo, quien sostiene que se defendió de una agresión. La Justicia investiga si fue un homicidio o legítima defensa.
El hombre que mató a "Torrejita" deberá declarar para contar qué pasó en La Loma

Un homicidio o legítima defensa propia y de terceros, entre esas dos opciones se desarrollará la investigación por el feroz intento de asalto que terminó con un adolescente abatido en la noche del pasado martes en La Loma. Por el hecho fue imputado Marcelo Maza, autor de los disparos que mataron al delincuente de apenas 15 años y quien será llamado a declaración indagatoria por la fiscal a cargo de la investigación.

Las pericias en el lugar del hecho, las imágenes de las cámaras de seguridad y el testimonio de Germán, el dueño de la casa, serán tres de las claves para oficialmente echar luz sobre el caso. El enfrentamiento fue dentro de la vivienda, el menor ingresó a los tiros y del otro lado encontró una bala que le perforó el corazón y los pulmones, entre otros órganos vitales.

Maza deberá enfrentar un proceso penal y aguardar el resultado de las pericias en curso. Ya designó abogados. La defensa estará en manos de Fernando López García y Silvia Petroff, integrantes del estudio de Fernando Burlando.

El adolescente muerto era conocido como "Torrejita". Oficialmente no hay registros de antecedentes penales en la sede del fuero Penal, pero su nombre y rostro no eran desconocidos para el personal policial de calle de algunas comisarías de La Plata. Tuvo al menos dos ingresos en comisarías, aunque por ser menor de 16 años, esos episodios no fueron registrados por imperio del marco legal vigente. La Ley Penal Juvenil establece que los chicos por debajo de esa edad no son punibles y sus detenciones no deben quedar registrados como antecedentes. Es la norma vigente cuyo espíritu es no estigmatizar a los jóvenes en conflicto con la ley.

El caso está en manos de la fiscal Virginia Bravo, quien desarrolla un trabajo tan prolijo como silencioso. Está tras los pasos del cómplice del menor abatido en el intento de asalto. La causa fue caratulada como "homicidio y tentativa de robo", pero se trata de un encuadre provisorio que puede variar (o no) con el avance de la pesquisa.

EL CASO

El delincuente murió baleado por Maza a cuyos hijos de 7 y 9 amenazó con un arma y a uno de los cuales intentó utilizar como escudo para entrar a las patadas a robar a la casa de un amigo al que en ese momento visitaba. El hecho, que duró apenas 12 segundos, quedó filmado por las cámaras de seguridad de la vivienda ubicada en calle 49 entre 27 y 28.

De acuerdo con la investigación en curso, dos ladrones a bordo de una moto quisieron entrar a robar a una casa y, para eso, uno de ellos, de 15 años, se aproximó a un auto que estaba estacionado sobre la vereda con las puertas abiertas, donde se encontraban una niña de 9 años y su hermano, de 7, junto a una perra, a la espera de que su papá, un peluquero de 42, terminara de conversar con un amigo en el interior de la casa. Según lo registrado por las cámaras, el asaltante se acercó por la puerta derecha del auto y atrapó al niño, quien llevaba en sus manos una escopeta de juguete. Por la fuerza, el delincuente arrastró al chico hasta la puerta de la casa, pero éste oponía resistencia y finalmente logró zafarse y salir corriendo hacia una de las esquinas con su hermana. Tras ello, el ladrón rompió la puerta a patadas e ingresó a la casa, donde para ese momento Germán el propietario, un enfermero de 42 años, pulsó la alarma vecinal al ver por las cámaras lo que sucedía en la calle.

De acuerdo con el relato del dueño de casa, el ladrón "entró tirando" por lo que su amigo y padre de los niños repelió el ataque con una pistola calibre 635 de la que es legítimo usuario.

El ladrón herido escapó corriendo de la vivienda sin concretar el robo y abordó la moto de su cómplice que lo esperaba a unos metros. Ambos emprendieron la fuga, pero a unas 10 cuadras del lugar el herido cayó sobre el asfalto y quedó muerto en el lugar, donde fue hallado por la policía. El segundo de los asaltantes siguió su camino, pero se comunicó por teléfono con los familiares del chico, que pronto llegaron al lugar. El hallazgo del cuerpo motivó un fuerte despliegue policial, hasta que pudo constatarse lo que había sucedido.

En declaraciones a la prensa en la puerta de su casa, Germán contó que "el ladrón, apenas entró a la casa, disparó. Nos tiró a matar al sonar la alarma". "Fueron 12 segundos de terror", añadió el enfermero, quien relató que todo comenzó cuando estaba en su casa con su amigo, mientas afuera en el auto habían quedado los dos niños con la perra, a quienes miraban por las cámaras de seguridad de su casa.

Según el dueño de la vivienda, al advertir que un ladrón se acercó a los chicos y tomó por la fuerza a uno de ellos, él accionó la alarma vecinal, lo que "enfureció" al asaltante, que entró a la casa tras abrir la puerta a patadas.

Germán contó que al ver al ladrón en el interior de la casa, se tiró al piso y quiso agarrar una tijera para defenderse: "Uno no sabe qué hacer", manifestó. Sobre su amigo, en tanto, contó que disparó luego de que el adolescente tirara primero. "Fue legítima defensa y él está libre. Marcelo tenía el arma y el ladrón le dispara y ahí le dispara él", aseguró. También se refirió a los dos hijos de Maza: "Los nenes estaban llorando desconsolados, si ellos entraban podía haber pasado cualquier cosa", dijo.

Tras el hecho, acudió al lugar del hallazgo del cuerpo el personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) que constató el fallecimiento del adolescente, mientras que la Policía Científica comenzó con las pericias correspondientes en la vivienda.